Un fin de semana por la Terra Alta

Si eres un amante del vino no puedes dejar de disfrutar de la comarca de la Terra Alta, perteneciente a la provincia de Tarragona. En este post encontrarás los lugares indispensables para visitar.

La Terra alta es conocida por ser un destino cultural, natural y gastronómico. A su entorno único y a la gran oferta de actividades, hay que sumar la elaboración del vino de Garnacha Blanca, la variedad autóctona. Hay que destacar que el 33% de la producción mundial de esta variedad sale de esta región.

Pero dejando de lado los datos, empezaremos por la parte más importante: los lugares de interés. Encontramos 12 pueblos de calles estrechas, porches y arcadas, y algunos monumentos que revelan el estilo de vida.

Empezamos por el pueblo de Pinell de Brai. Aquí podremos visitar el Celler Cooperatiu de estilo novecentista, conocido también como la Catedral del Vino, y obra del arquitecto Cesar Martinell, discípulo de Gaudí. En su interior destacan sus singulares arcadas elípticas.

Catedral del Vi

Si continuamos por la misma carretera dirección norte, cruzaremos la Sierra de Pàndols i Cavalls, escenario de la Batalla del Ebro. Después de 10km llegaremos a la capital de La Terra Alta, Gandesa. En ella encontramos el Celler Cooperatiu Agrícola de Gandesa, una joya modernista creada también por el arquitecto Cesar Martinell. Para poder visitar el edificio se tiene que hacer con reserva previa. En el mismo pueblo encontramos el Centro de Estudios de la Batalla del Ebro, una exposición permanente para proteger el legado y dar a conocer una parte de la historia.

Bot Terra Alta

Desde Gandesa podemos ir hacia el norte, en dirección a Corbera d’Ebre. No puedes perderte visitar el Poble Vell, los restos de lo que fueron el antiguo pueblo hasta la Guerra civil. Este espacio está declarado Bien de Interés Cultural, además de representar un monumento a la paz. No os perdáis visitar la Iglesia.

Poble vell Corbera

Si volvemos atrás hacia Gandesa, y continuamos la misma N-420, llegaremos a Batea donde destaca, a parte de su belleza histórica, su cultura de vino. La mayor parte de tierra que rodean al municipio son viñas, y hay varias bodegas con DO Terra Alta. Si caminamos por sus calles podemos apreciar que Batea es una ciudad medieval. Su casco antiguo está perfectamente conservado y llama la atención la calle Mayor por sus porches.

Cerca del parque natural de Els Ports encontramos Horta de Sant Joan, conocido por la famosa frase de Picasso “Todo lo que sé lo he aprendido en Horta”, pueblo donde el centro histórico medieval y el paisaje que lo rodea se funden. El casco antiguo es claramente medieval, con calles tortuosas, casas de piedra y soportales evocadoras. Merece la pena perderse por las calles del pueblo y admirar toda su arquitectura.

Els ports

Otros pueblos con encanto de la zona son Arnes, Prat de Comte, Bot, Corbera d’Ebre, Caseres, Vilalba dels Arcs, La Fatarella y La Pobla de Massaluca.

Dónde dormir

A parte de poder visitar todos los pueblos con un encanto particular, también puedes disfrutar de la naturaleza haciendo algún itinerario de la Via Verda, que se puede hacer en bicicleta. Os recomendamos hacer el itinerario que sale de Bot hacia La Fontcalda.

Via Verda Terra Alta

Además, en el mismo pueblo de Bot se encuentra el Camping de la Terra Alta, abierto de marzo a noviembre, que dispone de un área para autocaravanas. Desde aquí podrás coger la misma vía verde, un camino estrecho y con varios túneles, por lo que aconsejamos que llevéis una linterna por si no funciona alguna luz. Al final del recorrido se encuentra el Santuario de La Fontcalda, que es un conjunto termal situado cerca del río Canaletes, con una fuente de agua que surge a 28 grados.

Te animamos que descubras Terra Alta con una de nuestras autocaravanas y disfrutes de sus encantos.

Podréis encontrar más información aquí.