Ruta en Autocaravana por la costa del País Vasco

Ya queda poco para que se nos presente la Semana Santa. Esas pequeñas vacaciones que nos ayudan a desconectar de la rutina diaria. Esa excusa para poder salir de casa e ir a ver mundo. Y por supuesto no hay mejor forma para ello que en autocaravana. En el último post vimos pueblecitos en el sur de Francia, también ideales para visitar en Semana Santa.

A continuación os mostramos una ruta por la costa del País Vasco ideal para estas fechas.

La costa de Euskadi. Es una de las costas más impresionantes de la península ibérica, el intenso azul del mar rompe con fuerza en los escarpados acantilados que envuelven las verdes colinas Vascas. Un lugar lleno de pueblecitos de costa, marineros y faros que iluminan la noche en un paisaje en el que nos quedaríamos todos con la boca abierta.Y siempre acompañada de una buena vista está una buena gastronomía, pescados, pintxos, marisco, acompañado de un chacolí o vino de la rioja.

 

 

Hondarribia

Resultado de imagen de hondarribiaPaís Vasco es un lugar perfecto para perderte entre sus pueblecitos que decoran la costa, y entre ellos uno de los lugares donde tenemos que para con nuestra autocaravana si o si. Hondarribia, un precioso pueblo de costa donde cada casa decora la ciudad con un color diferente, sin dejar de mostrar una armonía uniforme a la vista.

Una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, es la gastronomía, hondarribia es un lugar donde cada vez se ha echo más famoso para jóvenes chefs que quieren mejorar sus habilidades, aprender y mostrar sus platos al resto del mundo. Cada vez es más habitual ver nuevos restaurantes con los que deleitar nuestros paladares más exquisitos, y encontramos una gastronomía para todos los bolsillos.

En Hondarribia encontramos también la iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano, una construcción de los siglos XV y XVI. Construida sobre una antigua iglesia romana.

Y no olvidéis perderos por camino de la bahía, en el extremo este de la playa de Hendaya. El camino continúa junto al agua hasta llegar al puente que cruza a Irún. Después se adentra en España, atravesando la localidad de Hondarribia.

 

 

Pasaia

Resultado de imagen de pasaiaA menos de diez kilómetros de San Sebastián se encuentra Pasaia, Está formado por la unión de varios barrios históricos que confluyen en una bahía, el más bonito es Pasaia Donibane,todavía mantiene ese aire marinero de antaño. Aunque es pequeño su oferta gastronómica es sobresaliente y a buen precio.

Entre otros aspectos, Pasaia destaca por su extenso patrimonio cultural. Así, la mayoría de los edificios de interés se concentran en Pasaia Donibane y San Pedro. Estas dos localidades, separadas por la bahía. Se comunican bien por una barca motora que cruza el abra o bien por la carretera que lo rodea, pasando por Lezo.

En Pasai Donibane, llamará nuestra atención la arquitectura marinera de sus coloristas casas. La mayoría de los edificios se sitúan alrededor de una única calle que recorre la orilla oriental de la bahía y que, en ocasiones, pasa por debajo de las casas, a través de varios pasadizos. Este singular casco urbano alberga numerosos edificios de gran interés arquitectónico e histórico, como la iglesia de San Juan Bautista, el palacio Arizabalo, la ermita de Santa Ana, la basílica del Santo Cristo de Bonanza o la casa donde vivió el escritor francés Victor Hugo.

 

 

 

Lekeitio

Resultado de imagen de lekeitioContinuamos con nuestra ruta por la costa del País Vasco, hacia Lekeitio, un bonito pueblo pesquero situado sobre las laderas de los montes Otoio y Lumentzam, en una pequeña bahía formada por la desembocadura del río Lea y protegida por la isla de San Nicolás.

Lekeitio es una localidad con una larga tradición pesquera. Al igual que muchas otras comunidades de la costa vasca, Lekeitio fue famoso durante siglos por sus valientes pescadores de ballenas. En los siglos XVII y XVIII, las ballenas comenzaron a desaparecer, pero la pesca y otras actividades marítimas continuaron siendo una parte esencial de Lekeitio

Ubicado junto a la Iglesia de Asunción de Nuestra Señora, el puerto de Lekeitio es probablemente el rincón más pintoresco de la localidad. Aunque en la actualidad no cuenta con una enorme cantidad de grandes barcos pesqueros como hizo en el pasado, definitivamente no ha perdido ni una pizca de su encanto. La mezcla de los barcos en el agua rodeados por las estrechas casas con coloridos balcones y contraventanas de madera forman la imagen más característica de Lekeitio.